Inicio Escríbeme Sindicaci;ón Añádenos a tus círculos en Google+ Hazte fan en facebook Síguenos en Twitter Flickr Panoramio

Flora de Murcia

blog

Archivos de General

Primavera otoñal

Las lluvias son siempre factor clave y determinante de desarrollo vegetal y floración, pero lo son aún más en el territorio semiárido de la Región de Murcia, particularmente cálido y seco, hasta tal punto que marcan una diferencia muy notable de producirse a no, un antes y un después. Y en concreto, para poder disfrutar de una primavera otoñal las precipitaciones resultan fundamentales, si tienen lugar en el periodo más propicio tras el verano, durante las dos últimas semanas de septiembre. Que esto ocurra, encontrándonos en una tendencia meteorológica de irregularidad y sequía, es un regalo casi inmediato para quienes disfrutan de la naturaleza.

Lapiedra-martinezii

Esta situación, impredecible, de lluvias importantes en el momento idóneo, en décadas pasadas habitual y repetida durante cada comienzo de otoño, se ha producido en 2014, poniendo fin además a un periodo especialmente nefasto para flora y vegetación, que no había terminado de despertar desde –ni de recuperarse del– verano de 2013, en lo que podría denominarse annus horribilis para profesionales y aficionados de la botánica, y sobre todo para las plantas, las principales damnificadas por una sequía excepcional, en muchas zonas sin precedentes.

Sin embargo, a mitad de septiembre, el día de la Patrona de la ciudad de Murcia, descargaron lluvia las nubes en las sierra prelitorales, en varios chaparrones vespertinos de pocos minutos de duración. Esos apenas 2,5 litros por metro cuadrado fueron suficientes para desencadenar el desarrollo y la floración en –literalmente– contados cinco días de  la flor de la estrella (Lapiedra martinezii), en la imagen anterior, una de las bulbosas mejor adaptadas a este rincón del sureste peninsular.

De haber quedado así, otros años ha sucedido, la sequía podría haber sido la constante en octubre y hasta noviembre, como viene siendo común en otoño y hasta en primavera, con días y días sin lluvia. Pero esta vez, por fortuna, transcurrida una semana, volvieron las precipitaciones, exactamente el día 22 de septiembre, y se produjeron acumulados relevantes a lo largo de la siguiente quincena, por encima de los 50 litros por metro cuadrado y superiores a los 90 en El Valle y Carrascoy.

Bellis-sylvestris

De nuevo un otoño primaveral o una primavera otoñal, época del año –cada vez más restringida en el tiempo en Murcia y Cartagena– para salir al campo y encontrarnos a los montes reverdeciendo, con floración abundante, durante estos meses de tantas y tan interesantes especies de flora mediterránea serotina: narciso de otoño (Narcissus obsoletus), escilas de otoño (Scilla autumnalis y S. obtusifolia), ranúnculo de otoño (Ranuculus bullatus), quitameriendas (Merendera filifolia), oroval (Withania frutescens), margarita común (Bellis sylvestris), en la imagen anterior, etc. También otras que lo hacen principalmente en la primavera estacional vuelven a tener flores, como chumberillo de lobo (Caralluma europaea)oroval o bujera (Withania somnifera), mirto (Myrtus communis), en la imagen anterior, etc., aprovechando esta segunda oportunidad.

Myrtus-communis

Sin duda, es una temporada esplendorosa de las flores de Murcia, que se puede y necesariamente se tiene que experimentar en los espacios naturales, en el lugar más inesperado, al siguiente paso junto o muy cerca de cualquier camino o senda.

Argán (Argania spinosa)

El argán (Argania spinosa) es un árbol fundamental de la cultura bereber y norteafricana, endémico del territorio sahariano septentrional de Marruecos. Es el famoso arbolillo salpicado de cabras equilibristas del que se obtiene un aceite muy valioso, con tantas propiedades medicinales y hasta cosméticas que ha sido denominado oro líquido.

Argan-Argania-spinosa-Santa-Faz-Alicante

Su cultivo en España, en concreto en las secas y cálidas tierras del sureste, de condiciones similares a su lugar de origen, no ha arraigado, como sí ha ocurrido con otras especies introducidas en la época de dominación árabe en la Península Ibérica, que aún persisten, quizá porque no sea posible, intentos los ha habido y los sigue habiendo.

De la fascinación que causaba y causa el argán son varios los viejos arbolillos conocidos, centenarios o casi centenarios, resultado de antiguos cultivos puntuales que sí tuvieron éxito, en las provincias de Alicante y Murcia. Los más citados son los ejemplares alicantinos, hasta hace unas décadas los únicos españoles, a los que hacían referencia Diego Rivera (1998): «En la Península existe una localidad en la provincia de Alicante, donde sobreviven unos cuantos individuos cerca del mar» y Ginés López (2007): «En Alicante (Rincón de Santa María), no lejos del mar, en lugares pedregosos y fisuras de roca, a unos 60 m de altitud, hay dos ejemplares adultos y varias plantas arbustivas».

Sin embargo, con estás indicaciones sería muy complicado localizarlos porque este grupo de arganes se encuentra –más exactamente– cerca del Hogar Provincial de Santa Faz, e incluso sería necesaria la ubicación precisa para llegar a ellos y al más grande, vigoroso y fructífero de éstos, en la fotografía anterior.

Argan-Argania-spinosa-Molina-de-Segura-Murcia

Por otro lado, hasta 2006 no se produce el hallazgo del demasiado tiempo ignorado y hasta la fecha único (y viejo) árgán citado en Murcia, en Molina de Segura, muy cerca de la urbanización El Chorrico, que encontró Rubén Vives de Viveros Muzalé. Aunque se encuentra en buen estado el entorno ha sido severamente alterado, porque incluso a escasos metros se han producido desmontes y terraplenes, lo cual desluce visita y fotografía (la anterior). Además, curiosamente, no fructifica.

No obstante, lo anterior es sólo información, que puede encontrarse en bibliografía y Google, de tal forma que este año, en 2014, era obligada –ya de una vez– la visita a los arganes, a los alicantinos y al  murciano, dos salidas de campo pendientes por fin tachadas de la lista, ambas realizadas en muy buena compañía.

El Herbario UPCT

En el Departamento de Producción Vegetal de la Universidad Politécnica de Cartagena se han iniciado y desarrollado en los últimos años líneas de investigación en las que la botánica ganaba protagonismo a la ingienería agronómica. Por ejemplo, se ha trabajado con especies de flora silvestre amenazadas (Anthemis chrysantha, Astragalus nitidiflorus, etc.) y estudiado plantas autóctonas con valor ornamental.

Ophrys-incubacea-pliego-UPCT-2157

En este sentido, el Doctor en Ciencias Biológicas y Catedrático de Producción Vegetal Juan José Mártinez Sánchez, que en el comienzo de la andadura de la Escuela Técnica Superior de Ingienería Agronómica había iniciado la creación de una colección de cormófitos en la universidad politécnica, con el objetivo de aportar a la comunidad científica, y a la sociedad, información –en muchos casos novedosa– sobre la biodiversidad del Sureste Ibérico y –en concreto– del territorio cartagenero, que alberga tan notables, raras y hasta –varias– exclusivas especies botánicas, impulsa en 2012 y 2013 la incorporación de material vegetal al herbario, en el marco de las investigaciones que el equipo que dirige centra en la flora silvestre.

Ophrys-incubacea-inflorescencia

Resultado del esfuerzo recolector de los dos últimos años el herbario de la Universidad Politécnica de Cartagena o Herbario UPCT ha visto incrementado hasta 3100 los pliegos en depósito, una cifra aún modesta pero que corresponde a material de especies de flora de especial interés para una colección de cormófitos del sureste de la Península Ibérica, Región de Murcia y Cartagena, obtenido en riguroso cumplimiento de los términos establecidos por autorización administrativa.

Es de esta forma, priorizando el crecimiento cualitativo al cuantitativo de la colección, en la que, quien escribe estas líneas, ha colaborado hasta el mismo día de hoy con el Herbario UPCT, mediante asesoramiento y recolecciones, con la que se cierra, para el autor de este blog, un periodo especialmente fructífero para el desarrollo profesional y personal como especialista en botánica.

Astragalus nitidiflorus, diez años después

La botánica, como afición o profesión, si es posible como una mezcla inseparable de ambas, suele regalar fechas particularmente señaladas, por plantas y lugares especiales.

Astragalus-nitidiflorus-mayo-2004-Cabezo-Negro

Ayer, 16 de mayo de 2014, era uno de esos días marcados en el calendario, se cumplían diez años de una jornada de campo en la que cuatro biólogos, guiados por Sergio Martínez Mendoza, visitabamos el primer garbancillo de Tallante (Astragalus nitidiflorus) que se redescubrió, junto a un camino secundario cerca de los Puertos de Santa Barbara.

Astragalus-nitidiflorus-mayo-2004-Cabezo-Perez-Bajos

El ejemplar que localizó Sergio, en una cuneta, era el primero que se volvía a localizar después de 95 años de este endemismo exclusivo de los cerros volcánicos del sur de la Región de Murcia, de los cabezos negros que se encuentran al oeste de la ciudad de Cartagena. El mazarronero y concejal de la ciudad, Francisco de Paula Jiménez Munuera, lo recolectó por primera y única vez en 1909 para el botánico Carlos Pau, y tuvo que transcurrir casi un siglo para que el biólogo cartagenero, de Los Dolores, repitiese el hallazgo de una planta que, hace una década, en 2003, incluso había sido considerada extinta, en la primera edición del Atlas y Libro Rojo de la Flora Vascular Amenaza de España.

Volver al mismo lugar, con Sergio, diez años después, repetir y compartir una jornada (tarde) de campo tan especial, es de nuevo motivo para guardar un buen recuerdo botánico, en este blog, y señalar –aún más– la fecha en el calendario.

El narciso de Villafuerte

Durante una visita al Noroeste murciano, a finales de marzo de 1998, los botánicos Pedro Sánchez Gómez y Felix Carrillo, de la Universidad de Murcia, junto al agente medioambiental Enemérito Muñiz, localizaron un raro narciso en la Sierra de Villafuerte, en el Arroyo Blanco, cuya particularidad principal, muy manifiesta y mayoritaria era -comprobaron entonces- que presentaba tallos con una única flor.

Flor-narciso-Villafuerte-Narcissus-nevadensis-enemeritoi-Moratalla-Murcia-vista-lateral

En este carácter distintivo y diagnóstico, destacado en la descripción latina: escapo frecuentemente unifloro (por encima del 99 % de los individuos), «scapo frequenter unifloro (supra 99 % individuorum)», se fundamenta el taxón Narcissus nevadensis subsp. enemeritoi Sánchez Gómez, A.F. Carrillo, A. Hern., M.Á. Carrión & Güemes in Fl. Murciana Inter. Nac. Eur. Protecc. Legislac.: 63 (1998), el narciso de Villafuerte, endémico y exclusivo de la sierra de Moratalla y dedicado al agente medio ambiental Enemérito.

Flor-narciso-Villafuerte-Narcissus-nevadensis-enemeritoi-Moratalla-Murcia-vista-frontolateral

Además, acompañan en la descripción al carácter unifloro de los escapos determinados datos cuantitativos de la planta, que fueron también suficientes para que se indicase, por Sánchez Gómez et al. (2000) en Anales Jard. Bot. Madrid 57 (2): 430, que «en concordancia con el carácter microespecífico que parece prevalecer en el tratamiento taxonómico del subgénero, nos ha parecido conveniente elevar nuestra subespecie al rango específico», en la nueva combinación Narcissus enemeritoi.

Sin embargo, como se apunta -de forma muy acertada- por  Jiménez et al. (2009) en Folia Geobotanica 44, es el taxón Narcissus nevadensis Pugsley, en sentido amplio, el que podría englobar a Narcissus alcaracensis S. Ríos, D. Rivera, Alcaraz & Obón, N. nevadensis subsp. nevadensis Pugsley, Narcissus nevadensis subsp. enemeritoi Sánchez-Gómez, A.F. Carrillo, A. Hern., M.Á. Carrión & Güemes, N. segurensis S. Ríos, D. Rivera, Alcaraz & Obón y N. yepesii S. Ríos, D. Rivera, Alcaraz & Obón, taxones del subgénero Ajax Spach sección Pseudonarcissi DC. descritos en las sierras subbéticas de Albacete, Granada, Jaén y Murcia.

Narcissus-nevadensis-SE-Peninsula-Iberica

No obstante, sólo hay que echar un vistazo a las etiquetas del pliego tipo de Narcissus nevadensis subsp. enemeritoi (VAL 39861), en la imagen siguiente, para comprobar que el nombre Narcissus nevadensis, como tal, y en rango específico, únicamente, no se ha empleado para determinación de los ejemplares murcianos, y que las revisiones son, si cabe, aún más dispares.

Narciso-Villafuerte-Narcissus-nevadensis-enemeritori-ficha-revisiones-pliego-tipo-Herbario-VAL-39861

Por si esto fuera poco, a la confusión que generan tan diferentes opiniones nomenclaturales de importantes botánicos se suma el escaso peso del carácter diagnóstico principal, porque los ejemplares bifloros, con dos flores, se han censado en porcentajes del 15 al 25 %, según año, en la población de Arroyo Blanco, muy lejos del «por encima del 99 % de los individuos» de la descripción del taxón Narcissus nevadensis subsp. enemeritoi.

En definitiva, y resumiendo, que muy posiblemente el taxón enemeritoi lo mejor que tiene es la dedicatoria a un gran agente medioambiental, Enemérito Muñiz.

Leer más: reportaje sobre el Narciso de Villafuerte (Narcissus nevadensis subsp. enemeritoi) en el Portal de Internet Región de Murcia digital (regmurcia.com)

Región de Murcia Digital

Cuando tengo frente a mi la imagen de la siguiente fotografía me encuentro como en casa. Y es que son ya seis años de colaboración con Región de Murcia Digital, incluido este, en el que los primeros contenidos de flora cumplirán además una década.

Region-de-Murcia-Digital

En 2004, siendo un joven veinteañero, tuve la gran suerte de que los responsables de contenidos del portal oficial de la Región de Murcia en  Internet depositasen en mi su confianza para desarrollar el canal de flora, además de una importante consideración profesional.

Elaborar contenidos para Región de Murcia Digital era –entonces– y sigue siendo –ahora– una gran oportunidad, porque escribir sobre plantas y flores silvestres murcianas, en un medio de gran alcance y relevancia, contribuye a su conocimiento y divulgación.

También, comprobado, es la mejor vía para multiplicar la utilidad de la información aprendida durante años, y a su vez un sueño hecho realidad, ni tan siquiera imaginable hace diez años, para un especialista en botánica y buscador sin remedio de flores en el campo (y en cualquier lugar), que permite conectar y compartir tantos datos y singularidades recopilados en la biblioteca y en la memoria con una audiencia desconocida, hasta que deja de serlo, y se traduce en reconocimiento y agradecimiento personal.

Sabina del Jardín Botánico de Murcia

Junto al Malecón, hoy día paseo, pero también como en su origen importante defensa frente a las avenidas del río Segura, el [primer] Instituto de Murcia creó un Jardín Botánico en el que se plantaron, además de especies para un huerto diverso, numerosos árboles mediterráneos y de otros rincones del planeta.

Sabina-Jardin-Botanico-Malecon-Murcia-Tetraclinis-articulata-tronco

En la colección de árboles del Jardín Botánico de Murcia no faltaba –con gran acierto– un ciprés o sabina de Cartagena (Tetraclinis articulata), que por aquel entonces se conocía como alerce africano o árbol de la Sandáraca (Callitris quadrivalvis), especie del Mediterráneo occidental distribuida principalmente por el norte de África. Este actualmente viejo ejemplar, que por suerte aún se conserva, y tiene tronco de 1,40 m de cuerda y 12 m de altura, se encuentra cerca de la Puerta del Instituto o del «Nairobi», como la llamaban quienes conocieron la [primera] sala de fiestas en la que convirtieron el jardín, un uso, desmesuradamente festero, para el que aún se destina en la actualidad.

Callitris-quadrivalvis-Tetraclinis articulata-Jardin-Botanico-Instituto-Murcia-Malecon- Jimenez-Munuera-1908

Curiosamente, de este ciprés o sabina de Cartagena escribe el botánico mazarronero Francisco de Paula Jiménez Munuera en 1908, en la publicación que complementaba a Plantas de Cartagena (1903), donde introduce adiciones y correcciones al primer catálogo de la flora cartagenera, en el que no había citado a Tetraclinis articulata, nueva para la flora de Europa en 1904. Cuando hace referencia por primera vez en uno de sus artículos a los escasos ejemplares europeos de Callitris cuadrivalvis que ha localizado silvestres en Cartagena dice, del ejemplar del Malecón, lo siguiente: «En el Jardín Botánico del Instituto de Murcia hay también un magnífico ejemplar que no tendrá menos de 6 a 8 m».

Sabina-Jardin-Botanico-Malecon-Murcia-Tetraclinis-articulata

Es decir, esta sabina del Jardín Botánico de Murcia es un árbol singular y centenario, además de superviviente y testigo de los orígenes del jardín y del esplendor que habría que devolverle al menos a parte de este maltratado espacio verde de la ciudad. Es esto precisamente lo que están intentando los Amigos del Jardín Botánico de Murcia, con el biólogo José Pedro Marín a la cabeza, introduciendo especies nuevas en un parterre y vigilando que no sean excesivos algunos de los despropósitos que se llevan a cabo en el jardín y sus árboles. Si quieres, puedes ayudarles, completando y enviando la ficha inscripción gratuita a la Asociación, y participando en sus actividades, que tienen lugar casi todos los domingos por la mañana.

Paisaje vegetal y flora de Murcia

Cuando se habla de Flora de Murcia se hace referencia a especies vegetales de cormófitos de un territorio amplio, de 11.313 km² de superficie, el que corresponde a la Región de Murcia. Pero también podría ser, quizá sería lo más correcto, teniendo en cuenta la diversidad florística y heterogeneidad de ambientes de la Región al completo, la flora del entorno de la ciudad de Murcia, capital de la provincia y Comunidad Autónoma.

Eucalipto-monumental-Mayayo-Eucaliptus-camaldulensis

De esta zona concreta, y específicamente de las sierras y campos de Murcia, territorio que había sido propuesto en marzo de 2013 como candidato a Reserva de la Biosfera, donde pueden observarse especies protegidas, orquídeas silvestres, árboles monumentales -como el Eucalipto del Mayayo, en la imagen anterior- y lugares de interés botánico, a un paso de la capital de la Región, se habla en el reportaje Paisaje vegetal y flora de las sierras y campos de Murcia, publicado el pasado 1 de octubre, hace dos meses, en Nuestra Tierra, del diario La Verdad, que coordina la periodista Pepa García, a quien tengo que agradecer, de nuevo, la oportunidad de participar en las paginas del suplemento central de los martes.

Arto-azufaifo-Ziziphus-lotus-hojas-flor

Por motivos de espacio es notable la ausencia de algunas especies en el texto, si bien, esta vez sí, además de a las flores se le dedicaron unos párrafos y fotografias a algunos de los hongos más representativos de estas sierras. Algunas plantas importantes que no se citaron, por ejemplo, son el arto (Ziziphus lotus), presente en estas sierras prácticamente en su límite de distribución septentrional, el fresno (Fraxinus angustifolia), del que se pueden observar al menos dos arbolillos en el Barranco del Sordo, de origen desconocido, aunque seguramente son plantados, y el chumberillo de lobo (Caralluma europea), cuya presencia en el Parque Regional Carrascoy y El Valle no está oportunamente citada y del cual dos agentes medioambientales, excelentes conocedores de la zona, no han podido tampoco precisar en que lugar se ha localizado.

Reportaje-paisaje-vegetal-flora-pais-buho
¡Clic aquí (en este enlace) o en la imagen anterior para abrir y descargar el reportaje!

Capparis zoharyi, la tapenera de la Sierra Minera

Hasta 1996 esta singular planta, la tapenera de la Sierra Minera (Capparis zoharyi), exclusiva –en la Península Ibérica– de la sierras del entorno de la ciudad de Cartagena, era una completa desconocida para la flora murciana, española y europea. Paradójico, pero cierto. Fue ese mismo año cuando los botánicos Diego Rivera y Francisco Alcaraz repararon en esta curiosa tapenera, en los márgenes de la carretera F-42, una pista minera sin asfaltar, que conduce al Llano del Beal, y la citaron muy acertadamente como Capparis aegyptia, por primera vez en un Congreso de Fitosociología en Almería, en 1997.

Capparis-zoharyi-Monte-San-Julian-bolas-Fertiberia

Sin embargo, transcurridos diecisiete años, la bibliografía botánica seguía –y sigue– aportando tan sólo una referencia geográfica, a una única localidad y a una única cuadrícula UTM de 1 x 1 km: Llano del Beal y 30SXG9165. Muy poca información para una especie que aunque rara se encuentra ampliamente dispersa por varios enclaves de la Sierra Minera de Cartagena y La Unión.

Que se celebrase en Murcia, mi ciudad, el VI Congreso de la Sociedad Española de Biología y Conservación de Plantas, de la que soy socio desde 2008, era motivo más que suficiente para volver a participar y aportar información, al menos en cuanto a la distribución de esta especie.  Porque, sin duda, la tapenera de la Sierra Minera (Capparis zoharyi) es «una de las más singulares aportaciones de la Región de Murcia a la biodiversidad en el contexto europeo», frase para el ciprés de Cartagena (Tetraclinis articulata), especie emblemática de la flora murciana, de Esteve y Miñano, autores del Plan de conservación del taxón e importantes ecólogos.

El resultado de búsquedas, recolecciones para el Herbario UPCT y numerosas observaciones de campo, principalmente entre marzo y septiembre de 2013, es una modesta comunicación, en formato panel (póster), para el congreso: Apuntes sobre biología, ecología y distribución de Capparis zoharyi (tapenera de la Sierra Minera) en la Región de Murcia.

Mejorable, desde luego, pero una contribución suficiente para cubrir el vacío excesivo de conocimiento existente de esta tan sobresaliente especie.

18 de diciembre de 2013:
Habiendo transcurrido exactamente dos meses desde la clausura del Congreso es buen momento para compartir en esta entrada la información bibliográfica recopilada para la comunicación, que estuvo disponible como dossier para la presentación del panel y descargable en Internet hasta un mes después.  Con los libros y artículos consultados se llega a definir una línea cronológica de citas de Capparis sp. pl. en la Sierra Minera, con la que se puede seguir la pista a las referencias de C. zoharyi, como tal o como C. aegypcia, en los distintos rangos taxonómicos propuestos, en el territorio europeo de la especie. Como apunte curioso, no se contempla ni se cita en la Guía de los árboles y arbustos de la Península Ibérica y Baleares, de Ginés López (2002), seguramente la mejor y más completa obra de su temática y ámbito, reeditada y revisada por última vez en 2007, particularidad que vendría a evidenciar el desconocimiento generalizado sobre esta planta que se está comentando.

Distribución conocida de Capparis zoharyi en la Región de Murcia (UTM 1 x 1 km, 15-10-2013)

Para finalizar, el mapa de distribución de Capparis zoharyi en la Región de Murcia (arriba), presentado en la comunicación y, por tanto, actualizado hasta el 15 de octubre de 2013. Con posterioridad, se ha ampliado la información de la presencia de la especie al oeste de la ciudad de Cartagena, habiéndose comprobado una referencia pendiente de confirmación, en Galeras.

Muscari atlanticum, un nazareno diferente

Hace más de una década reparé en un nazareno (Muscari sp.) distinto –al menos esa era la impresión que causaba– a los nazarenos que estaba acostumbrado a ver y había fotografiado en los campos de los Baños de Mula, que eran de la especie Muscari neglectum. Recuerdo que por entonces había comprado la ‘Guía botánica de las sierras de Cazorla, Segura y Alcaraz’ y simplemente por proximidad, porque el nazareno con el que me surgió la duda lo fotografié en Arroyo Tercero (Moratalla), supuse –y estaba equivocado– que quizá podría tratarse de M. cazorlanum.

Muscari-atlanticum-Arroyo-Tercero

No disponía de más información y pista alguna que seguir, así que esta duda, como muchas otras, tendría que esperar para ser resuelta, como ocurrió con aquel clavel del Valle de Leiva de Sierra Espuña (Dianthus subbaeticus). Sin embargo, en mayo volví a encontrarme otro ejemplar de este nazareno diferente, también en litosuelos calizos, con inflorescencia alargada y compacta, dientes de las flores inferiores –fértiles– violáceas y aparentemente flores superiores –estériles– más numerosas, que además algunas se presentaban abiertas y no cerradas. En este lugar, en el Puerto de la Tía Lucía, cerca de Fuente Mellinas (Moratalla), también lo fotografíe, pero igualmente aparqué la imagen para, algún día, volver a rebuscar en la bibliografía.

Muscari-atlanticum-Puerto-la-Tia-Lucia

Por suerte, no hubo que esperar mucho tiempo, porque el pasado junio, concretamente el día 17, la obra Flora iberica adelantaba la 5ª entrega de géneros pertenecientes al volúmen XX, y en ésta el borrador del género Muscari, de Víctor N. Suárez-Santiago y Gabriel Blanca. En el rutinario repaso a los nombres de las especies y distribución por provincias, dos novedades para Murcia: Muscari atlanticum y M. olivetorum.

No obstante, determinar con claves una planta sólo con la información que puede extraerse de una fotografía obliga–sobre todo– a la cautela y, además, a solicitar ayuda y otra opinión. Aunque las características más evidentes indiquen que seguramente se trata de Muscari atlanticum, en ambos casos, si no se ha recolectado material [¡error!] es más que posible que no se despejen las dudas hasta nuevas observaciones, por lo que es fundamental optar por la vía –no siempre fructuosa– de escribir al experto, que corroboré que, al menos, la determinación va bien encaminada, como amablemente responde Víctor al poco tiempo de haberle consultado.

En definitiva, «moraleja», resuelve, no importa cuando, cualquier duda botánica que surja y, muy importante, pide ayuda, ahorrarás tiempo e incluso frustración innecesaria si te estás iniciando y no tienes mucha práctica con términos y claves.

 

« Entradas más recientes · Entradas antiguas »