Inicio Escríbeme Hazte fan de la flora de Murcia en facebook Sigue la conversación en Twitter Instagram Flickr

Flora de Murcia

blog

SOS Mar Menor

En la Región de Murcia se vive con gran preocupación por la situación actual del Mar Menor. La magnitud del desastre ecológico, culminado en fecha señalada de 2019 (el Día de la Hispanidad), se había advertido, podía suceder y, sin embargo, todos los factores de amenaza continuaron, hasta el evento más dramático, en el que la naturaleza moría en directo. Incluso fue sobrecogedor para la sociedad murciana, de por sí muy tolerante con el impacto ambiental. Serán muchos meses de desolación e indignación, así que, ahora, ¿cómo se vive el Mar Menor?

¿QUÉ SERÁ DE LAS PRADERAS MARINAS DEL MAR MENOR?

Después de la horrible catástrofe medioambiental del pasado 12 de octubre de 2019 el futuro de nuestra laguna costera y sus fondos es incierto. En la imagen, una pradera mixta de Cymodocea nodosa (entina, seba) [fanerógama marina] y Caulerpa prolifera (oreja de liebre) [alga], fotografiada en La Manga (San Javier) el 21/6/19. También, dos nacras (Pinna nobilis), especie «En peligro de extinción» (5/6/19) y «taxón en situación crítica» en España (28/9/18), para la que el Mar Menor era clave en su conservación.

SUPERVIVIENTE.

Casi todo a su alrededor ha cambiado, pero, aun así, sobrevive en el Campo de Cartagena, por su condición de bulbosa. Esta zamacuca (Biarum dispar), especie «En peligro de extinción» en la Región de Murcia, ha visto desaparecer al completo el paisaje agrícola tradicional que le rodeada. Incluso muy cerca del Puerto de la Cadena, los cereales han dado paso a alcachofas y melones. De otros tiempos, tampoco tan lejanos, solo queda una vieja y profunda balsa, cuyo muro, al fondo, es iluminado por los tenues rayos de sol del atardecer otoñal de hoy [27/10/19]. Ya no existe la vaguada próxima, hasta hace unas décadas dibujada y respetada por el entramado de bancales.
Para conocer esta especie de la familia aráceas, con flores encerradas en inflorescencia maloliente y semienterrada puedes seguir este enlace: http://bit.ly/RMD-Bdis

AMENAZADA.

Los terrenos próximos al Mar Menor son valiosos, albergan auténticas joyas botánicas y pueden ser urbanizados. Esta imagen capta conservación y especulación, a una rara bulbosa protegida floreciendo en tomillares doblemente amenazados por el ladrillo. Que esta especie, cuyas poblaciones son puntuales en el levante español y se concentran en el entorno de la laguna costera, se haya salvado de la urbanización cercana, y de un plan parcial en proyecto, ha sido mero azar y que el paso del tiempo, por el momento, ha jugado a su favor.
Para conocer esta planta de la familia liliáceas, de floración irregular, efímera y explosiva puedes seguir este enlace: http://bit.ly/bFdM-Mfil

NITRATOS
¿Los ves? La imagen los muestra en cantidades ingentes.

Hasta el horizonte, un extenso tapiz verde domina los terrenos de cultivo próximos al Mar Menor; se encuentran a apenas 1 km. Son nitratos, aprovechados a la perfección por, prácticamente, una única planta, el cenizo (Chenopodium murale). Esta especie nitrófila ha medrado exponencialmente, gracias a las abundantes lluvias y, sobre todo, a los nitratos excedentes del incesante cultivo intensivo y extensivo. ¿Hasta cuándo una agricultura insostenible contraria a la biodiversidad? La eutrofización, originada por los nitratos, ha devastado los fondos del Mar Menor. Y miles de toneladas aún permanecen en los suelos y en el acuífero. ¿COMPARTES? [Y se compartió hasta alcanzar a 12700 personas]

#SOSMarMenor
#SalvarElMarMenor

Se trataba, en definitiva, de sumarse y multiplicar la llamada a la acción del movimiento SOS Mar Menor, a través de una serie de publicaciones en una página en Facebook sobre la Flora de Murcia, con los párrafos y fotografías anteriores.
Han sucedido las más nefastas circunstancias para la ‘laguna mágica‘. Es fundamental actuar ya, salvar el Mar Menor, no solo sus fondos, tan desconocidos como extraordinarios, sino todo su entorno: la ribera interna marminorense y La Manga, también la cuenca vertiente a la albufera, el Campo de Cartagena, un territorio profundamente transformado durante las últimas cuatro décadas.

Comparte si te ha resultado interesante ¡gracias!

    No hay comentarios »

    Escribe un comentario

    *