Inicio Escríbeme Hazte fan de la flora de Murcia en facebook Sigue la conversación en Twitter Instagram Flickr

Flora de Murcia

blog

Cañón antigranizo, Cañada de la Cruz

El pasado miércoles fue un día perfecto para disfrutar de la nieve en la Región de Murcia. En la anterior jornada, durante la mañana del 20 de marzo, en la que curiosamente comenzaba la primavera (a las 6:14 hora local), había caído –sin que casi nadie lo esperase– una importante nevada en el Noroeste murciano.

Desde Murcia ciudad y su huerta amanecieron teñidas de blanco las sierras de Espuña, La Pila y Ricote. A partir de Bullas ya podía verse la nieve en la comarca del Noroeste murciano y era precisamente en esta localidad, que siempre recibe importantes lluvias de levante, y quizá por esto, en la que había caído el gran nevazo. Comenzó a nevar durante la noche y seguía trapeando con fuerza al mediodía.

Ya en el destino elegido para fotografiar la nevada, entre campos completamente blancos, muy cerca de la pedanía moratallera de Cañada de la Cruz, al pie de Sierra Seca (la mayor elevación montañosa de la Región de Murcia, con techo en los 2000 m s. n. m.), encontré esta antigua y pequeña edificación tradicional empleada años atrás para espantar las tormentas.

Hay un elemento que destaca de forma evidente, un cañón, antigranizo, a través del cual lanzaban carburo al interior de las nubes, con el objetivo de desviarlas o evitar que el pedrisco cayese sobre las mieses (cultivos de secano sembrados de cereales durante la siega y cosecha). Junto a este cañón una caseta en la que resguardarse de la detonación y el paso de la tormenta.

Quedan pocos en pie y menos en tan buen estado como este, que había sido restaurado, seguramente para hacerle otro tipo de uso, esta vez sólo lúdico. Según un lugareño de avanzada edad, que paseaba por el lugar con su perro, lo utilizan los jóvenes del pueblo (Cañada de la Cruz) para reunirse. La caseta por dentro estaba muy limpia y cuidada, incluso las paredes, blancas, estaban decoradas con varias impresiones de manos de color azul.

Puedes conocer su ubicación (clic aquí) para visitarlo o bien verlo integrado en su entorno (clic aquí), en un paisaje de campos de cereales y almendros nevados.

Comparte si te ha resultado interesante ¡gracias!

    1 Comentario »

      Trebol-a escribió el 27 de marzo de 2012, a las 9:51 am

    Curiosa construcción , no he visto nunca ninguno de estos «cañones». Me alegra que por lo menos el personal lo conserve razonablemente bien, dentro de 4 dias será arqueología rural y podrán sacarle pelas! 😀

    Escribe un comentario

    *